«

»

Oct 24

Excursión Cultural Valladolid Cuellar Exposición “Las Edades del Hombre”.

Una veinta de liceístas participaron este fin de semana pasado en una Excursión Cultural a Valladolid y a Cuellar par visitar la Exposición “Las Edades del Hombre”.

Un viaje precioso, de la mano de nuestro infatigable director de la Sección de Arte e Historia, D. Miguel Ángel González Garcia, a que como siempre agradecemos mucho su dedicación, entusiasmo y sobre todo su generosidad a la hora de compartir todo su saber.

El viaje se programó para el viernes por la tarde visitar las sedes de la Exposición son Iglesia de San Andrés( PREÁMBULO Y CAPÍTULO I). Iglesia de San Martín ( CAPÍTULOS II Y III ). Iglesia de San Esteban (CAPÍTULO IV).

El Greco, Las lágrimas de San Pedro, el abrazo de Santo Domingo y San Francisco, las bulas de Isabel de Zuazo… son las maravillas que forman parte de esta Exposición.

Ya el domingo lo dedicamos a la visita de la “EXPOSICION ALONSO BERRUGUETE” en el Museo Nacional de Esculturas así como el propio Museo. Queremos agradecer de todo corazón la amabilidad, la acogida, y la sabia compañia de su SubDirector D. Manuel Arias Martínez.

 “Hijo del Laocoonte. Alonso Berruguete y la Antigüedad pagana”de la “EXPOSICION ALONSO BERRUGUETE” en el Museo Nacional de Esculturas.  “Hijo del Laocoonte. Alonso Berruguete y la Antigüedad pagana”.

Esta exposición explora el «alma pagana» de Alonso Berruguete (1490-1561), su personal amalgama entre el arte cristiano y la sensualidad de la estatuaria clásica. Siendo joven, entre 1506 y 1518, el primer escultor del Renacimiento español realizó una larga y fructífera estancia en Italia. Convivió, en Florencia y en Roma, con Miguel Ángel, Rafael o Bramante y se contagió de su euforia por los ideales antiguos y de su manera de ver el arte, participando de ese feliz diálogo entre mitos paganos y devociones cristianas que nutrió el Humanismo europeo. Sarcófagos, ruinas y estatuas encendieron su fantasía. Y, en especial, el poderoso grupo del Laocoonte. La exasperación psíquica, la danza de los cuerpos en el espacio o el virtuosismo anatómico del mármol helenístico inspirarán sus patriarcas bíblicos o sus escenas de lamento ante el sepulcro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>